¿Qué es el Sadhana? ¿Cómo Implementarla en tu Vida Espiritual?

agosto 20, 2021

Cuando empezamos a andar nuestro viaje espiritual es común encontrarse con el concepto de Sadhana en el camino del yoga principalmente. Dicho concepto engloba un profundo significado, el cual, te quiero compartir desde mi experiencia personal.

Es muy fácil crear definiciones y conceptos, pero pienso que es más rico aprender desde la experiencia en combinación con la investigación.

Entonces, ¿Qué es el Sadhana? Sadhana significa disciplina espiritual que permite devolver al ser humano a su verdadera naturaleza. Son prácticas y disciplinas de vida que tienen por objetivo purificar el cuerpo, la mente y el alma de las compulsiones acumuladas, las cuales nos hacen experimentar una realidad determinada.

De igual forma, Sadhana en yoga es el método que nos permite desarrollar una vida espiritual práctica, que no solo vaya de creencias y de dogmas, sino de experiencias.

Cuando aplicamos Sadhana nos damos cuenta que el cuestionamiento, la introspección y por ende, el autoconocimiento, se vuelven realidades.

Aplicar Sadhana por lo tanto, nos convierte en seres compasivos, contemplativos, meditativos, humildes y profundamente disciplinados, no solo en nuestras prácticas espirituales, sino en todas las áreas de nuestra vida.

En sánscrito Sadhana literalmente significa: un medio para lograr algo; proviene del sánscrito sādhu, a partir de la raíz sādh-, ‘cumplir’. Es un término que proviene de la tradición yóguica, tiene como objetivo el avance del sādhaka hacia la expresión última de su vida en esta realidad.​

Te recomiendo ver este video que recien publique acerca de mi Sadhana y mi forma de entender este maravilloso camino.

¿Qué es el Sadhana en las prácticas cotidianas?

El sadhana en las prácticas diarias es en realidad hace referencia a una vida consciente y de atención a todo cuanto hacemos y pensamos. La mayoría de las personas viven sus vidas en compulsión, simplemente dejan que sus impulsos y hábitos gobiernen sus vidas.

El Sadhana en realidad no se refiere únicamente a un par de técnicas de meditación o rituales. Todos nuestros momentos pueden estar impregnados de Sadhana, de disciplina y conciencia.

Simplemente pon atención a tus actividades diarias, a tu comportamiento, a tus pensamientos, a tu dieta, a los impulsos que te manejan y a tus conversaciones, por mencionar algunos ejemplos.

Cuando haces esto y con ayuda de la voluntad eliges tu dirección se dice que empiezas a hacer Sadhana, esto se debe a que todo cuanto haces y piensas va orientado a enriquecer tu vida espiritual. Es por esto que el Sadhana debe impregnar todos los aspectos y momentos de tu vida.

Simplemente debemos observar y actuar más allá de los patrones de comportamiento establecidos, los cuales, a día de hoy, hacen vivir a las personas en ciclos compulsivos que atraen resultados que limitan nuestra experiencia de vida, tanto interna como externa.

¿Cuándo hacer Sadhana?

Como mencionamos antes, debemos de ser capaces de hacer Sadhana a toda hora, sin importar nuestra actividad o si estamos acompañados o a solas. Es una determinación interna de actuar en conciencia.

Cuando nos preguntamos: ¿cuándo hacer Sadhana? hemos limitado este amplio concepto a prácticas o rutinas. Sin embargo, aunque las prácticas como la meditación son fundamentales, es un error pensar que hacemos Sadhana sólo en momentos específicos de nuestros días.

Aquella persona que limita su espiritualidad únicamente a ciertos periodos de sus días, en realidad no está haciendo Sadhana.

Es preciso comprender que las prácticas espirituales como el yoga, la meditación o incluso ciertos rituales, deben impactar en la forma en cómo experimentamos la vida, en nuestro comportamiento, es por eso que el Sadhana es transformativo, no es un accesorio más, si tus prácticas espirituales no te están ayudando a corregir y dirigir en conciencia cada aspecto de tu vida, hay que profundizar y tratar de expandir nuestros conceptos y romper paradigmas.

Después de todo, el Sadhana es el camino de la liberación, la implicación y la disciplina debe ser máxima para lograr tan elevado objetivo.

¿Cómo se hace el Sadhana?

Empezamos a hacer Sadhana adoptando disciplinas como la meditación diaria y la práctica de hatha yoga, dichas prácticas, realizadas por las mañanas y las noches, permiten purificar la mente y el cuerpo, dan lugar al verdadero autoconocimiento.

Al mismo tiempo, cuando realizamos estas prácticas empezamos a volvernos conscientes de nuestras energías y del flujo que tienen dentro y fuera de nosotros.

La meditación y el yoga permiten identificar y dirigir a voluntad estas energías para experimentar posibilidades superiores. Dichas prácticas dan origen al cuestionamiento y a la concentración, cualidades que nos permiten empezar a dirigir nuestra vida a la liberación.

A medida que adquirimos conciencia es que empezamos a poner atención y a implementar medidas correctivas en todos los aspectos de nuestro día a día.

Modificamos alimentación, cuidamos lo que entra a nuestra mente, sustituimos hábitos negativos, ponemos atención a nuestras rutinas y compañías, cuidamos nuestro medio ambiente, entre muchos otros cambios.

Estos cambios se deben a que nos hemos dado cuenta de la necesidad de crear una atmósfera, tanto interna como externa que sea conductiva para nuestra vida espiritual.

No te conformes con un par de prácticas que consideres como espirituales, haz el compromiso de realmente hacer Sadhana, disciplina el cuerpo, la mente y comienza experimentar los profundos beneficios espirituales.

Beneficios de Hacer Sadhana

Los beneficios de hacer sadhana repercuten en todos tus roles de vida. Como mencionamos antes, el sadhana en realidad es un modo de vida. es vivir en conciencia por encima de las compulsiones del cuerpo y de la mente. Cuando realmente estamos trabajando desde este nivel los beneficios se vuelven evidentes en todas las áreas de nuestra vida.

Los beneficios más comunes son los siguientes:

  • Mejor estado de salud
  • Desarrollo del poder de concentración
  • Capacidad de cuestionamiento
  • Incremento en la capacidad para experimentar la sinergia entre la vida dentro y fuera de nosotros
  • Capacidad para meditar por tiempos prolongados
  • Se enriquece el medio ambiente personal
  • Cultivo de las más elevadas virtudes como la humildad y la gratitud
  • Desarrollo de la compasión por todos los seres
  • Desarrollo de la intuición
  • Capacidad de conocerse y entenderse a uno mismo
  • Profundas experiencias espirituales
  • Se trasciende el mundo del dogma y de las creencias ciegas