Dios Rama: Historia, Significado y Simbología

por Oct 30, 2020Dioses Hindúes0 Comentarios

Rama es uno de los principales avatares del dios Vishnu, en concreto es el séptimo avatar que vino a la tierra.

La mayoría de las personas han escuchado hablar de este dios hindú, su fama es casi igual a la del dios Krishna otro avatar de Vishnu.

Rama es considerado por los hindúes como una de las figuras principales de adoración, es visto como un gran héroe y un monarca ejemplar.

El Dios Rama ejemplifica las cualidades más elevadas de un hombre, sin duda, dichas cualidades lo elevan a la estatura de un ser divino. Entre ellas podemos destacar; el desapego, el cumplimiento del deber prescrito, la humildad, el respeto a todas las criaturas, la devoción máxima, el ascetismo y el amor incondicional entre muchas otras.

La historia del Dios Rama se cuenta en El Ramayana (El Viaje de Rama), esta famosa y venerada obra, narra los acontecimientos que llevaron a Vishnu a encarnarse en la tierra en la forma de Rama y de la Promesa que hizo a los Dioses; “liberar a la tierra del malvado demonio Ravana”.

Nacimiento del Dios Rama

Rama nació en el reino de Ayothia, fue el primer hijo del rey Dasaratha y de la reina Kaushalya.

Sin embargo, Kaushalya no fue la única esposa del rey Dasaratha, este tuvo otras 2 esposas: Kaikeyi y Sumitri, las cuales, tambien tuvieron hijos.

Kaikeyi por su parte dio a luz a Bharáta y Sumitri a Lakshman y a Shatrughan.

El Dios Rama y sus hermanos fueron concebidos gracias a las austeridades practicadas por el rey, Dasaratha. El dios Agni vino a el y le concedió a sus esposas dulces celestiales para que pudieran concebir.

Estos tres hermanos de Rama, representan también, en parte a Vishnu. Según los textos hindúes, el poder de Vishnu es tan grande, que es imposible que su forma sea encasillada en una sola forma humana.

Así que los hermanos de Rama pueden considerarse también como emanaciones de Vishnu.

Rama y su Esposa Sita

dios rama significado

A temprana edad, Rama fue llevado por sus maestros a un evento especial denominado Swayamvara, en el cual, la princesa de un reino escoge un marido. Los príncipes concursantes deben pasar una serie de pruebas diseñadas por el Rey y padre de la princesa.

En este Swayamvara la princesa era Sita era la que debía escoger marido. después de que Rama supera con maestría todas las pruebas impuestas gana la mano de Sita.

Sita es una encarnación de la Diosa Lakshmi, eterna consorte del Dios Vishnu. Allá a donde vaya Vishnu, siempre será seguido por Lakshmi, la devota ideal, la consorte perfecta.

Hay que recordar que estas historias esconden un profundo simbolismo y no propiamente se refieren a una relación mundana entre hombre y mujer. La simbología en este caso tiene que ver con la relación gurú- discípulo, el equilibrio entre la emoción y la razón, la unión del infinito con Prakriti, la naturaleza. También se hace referencia al amor divino de Dios, siendo Él el consorte del alma individualizada en cada ser.

En el Ramayana, Sita ejemplifica la virtud. Sin importar los peligros que enfrentaba, ni las pruebas a las que fuera sometida ella siempre actuaba de acuerdo con la guía del Dharma. Representaba a la consorte ideal, la devota perfecta y la Reina idónea para todo pueblo.

El Exilio de Rama al Bosque

En la tierra, los tres hermanos demostraban una unidad inquebrantable, llena de amor, respeto y amistad divina.

Sin embargo, la madre de Bharáta, Kaikeyi, no estaba conforme con que su hijo fuera el segundo de Rama, ella quería que fuese su hijo el que ostentara el titulo de rey de Ayothia.

Después de un complot, ella logra que el rey y padre de Rama Dasaratha, exilie a Rama del reino.

Rama acepta con gracia su exilio y sin guardar ningún tipo de rencor hacia su madrastra, Kaikeyi, parte con su esposa Sita y su hermano y compañero incondicional, Lakshman, al exilio en el bosque.

En este exilio es cuando el demonio Ravana, embriagado por la lujuria, decide secuestrar a Sita para hacerla su esposa.

Rama conoce a Hanuman

Rama y hanuman

Cuando Rama averigua lo sucedido, inmediatamente planea con su hermano, Lakshman, el rescate.

En esos momentos es cuando se encuentra con el dios Hanuman, el devoto más grande y sublime de todos.

Despues de que Rama ayuda a Hanuman y a Sugriva, el rey de los monos, a recuperar su reino, inmediatamente todos los monos son puestos a disposición de Rama para recuperar a su esposa Sita.

Una vez que Hanuman localiza el paradero de Sita, este le informa a Rama para que acuda al rescate de su esposa.

Despues de librar una feroz batalla contra el demonio Ravana y su ejército, Rama logra rescatar a su esposa y volver a su reino.

El Exilio de Sita

A su regreso, Rama fue coronado como Rey de Ayothia, la reina, que en su momento obró contra él se disculpo y acepto su reinado.

Sin embargo, el pueblo estaba dudoso de la pureza de Sita, ya que, argumentaban que había estado en la casa de otro hombre y esto no iba de acuerdo con la virtud.

Incluso después de haber entrado al fuego sagrado para comprobar su pureza, Sita no logra convencer a los ciudadanos.

Es por eso que Rama se ve obligado a exiliarla del reino llevándola au pequeño poblado a las afueras para que viviera con los sabios y sabias rishis.

Es ahí en donde Sita daría luz a los 2 hijos de Rama, los cuales más tarde heredaría el trono.

Al Sita verse incapaz de estar de nueva cuenta a lado de su marido, pide ser devuelta a su verdadera naturaleza (Lakshmi) para esperar a su amado Rama (Vishnu) en las regiones superiores.

El deseo de Sita es concedido y esta entra a un hoyo que se abre en la tierra, para nunca ser vista de nuevo en la forma de Sita.

Al final de su reinado, Rama decide que es momento de encontrarse con Sita en la eternidad y decide marcharse con ella, dejando a sus hijos a cargo del reino.