Dios Agni, El Dios del Fuego

por Jul 26, 2021Dioses Hindúes0 Comentarios

El dios Agni es una de los principales dioses en la cultura hindú, es comúnmente conocido como el dios del fuego y el dios de los sacrificios.

Se hace referencia al dios Agni en distintos himnos del Rig Veda y con frecuencia se le reverencia con el nombre de otros dioses como Varuna o Indra.

El que el dios Agni sea mencionado con el nombre de otras deidades es motivo de confusión y en cierta medida oculta la verdadera naturaleza de este importante dios hindú.

¿Quien es el dios Agni?

El dios Agni, tal cual lo menciona el Rig Veda, es una de las principales deidades, representa el fuego, el sacrificio y las oblaciones que hacen los devotos. Agni es considerado como el motor vibratorio que permea toda la creación.

Características del Dios Agni

Las características del dios Agni pueden variar según su representación, aunque la principal de ellas es que puede tener el comportamiento trascendental de un dios sin forma o de un hombre.

Es importante recordar que los textos hindúes, principalmente Los Vedas, están explicando cualidades de la naturaleza y las distintas fuerzas y características de un único principio creativo o Dios: Brahman, El Absoluto.

Es por eso que comprender las características del dios Agni es todo un reto. Es preciso partir con que tanto Agni, Indra, Vayu, o Yamma, son cualidades y fuerzas del Absoluto, no son personalidades divinas como tal.

Es por eso que el Agni tiene la peculiaridad de manifestarse como un hombre, un poderoso Rishi o asceta.

Al igual que con el dios Shiva, esto es porque las cualidades, en este caso de Agni, se ven reflejadas en una persona.

Aquella que se ha purificado a sí misma, que ha despertado en si misma el fuego de la sabiduría y de la energía generada gracias a encender el fuego del sacrificio de la meditación Yóguica.

dios agni de la india

Historia del Dios Agni

La historia más antigua del dios Agni se describe, como ya hemos mencionado en el Rig Veda, en el cual se cantan numerosos himnos en honor a este.

En dichos himnos Agni es alabado como el inconmensurable poder del fuego, ese poder para crear, destruir, transformar y preservar.

Incluso se menciona que Agni es el fuego presente en la digestión humana en la materialización de estrellas, en su destrucción y en la chispa divina que enciende el proceso creativo.

Sin embargo, la historia del dios Agni de la India que aparece en el Mahabharata nos permite comprender la simbología y aspecto dual de este poderoso dios hindú.

El encuentro de Agni con Krishna y Arjuna

En un paseo matutino que daba el dios Krishna con su discípulo Arjuna a los alrededores del bosque de Kandava se encontraron con un hombre de extraña afulgencia.

Tenía la apariencia de un poderoso Rishi, de una asceta con enormes poderes sobrenaturales, sin embargo se veía desesperado.

Este asceta tenía ropajes blancos, delgado, pero dejaba entre ver una fortaleza inmensa, poseía una peculiar tez clara y su pelo blanquecino descansaba en sus hombros, sus ojos, refulgentes parecía que estaban a punto de consumir el universo entero.

Bajo el efecto de la virtud y del servicio, Krishna y Arjuna decidieron acercarse al Rishi para ver de que manera podían servirle.

Cuando expresaron sus deseos de ayudarle, el Rishi aliviado, aceptó con gusto y prosiguió a presentarse:

¡Oh Krishna! ¡Oh Arjuna! es obra del creador, del Inconmensurable Brahman, que hayan venido a mi camino, Ustedes me conocen por el nombre de Agni, y llevó edades tratando de consumir este bosque.

Sin embargo, Indra me lo prohibe, tan pronto me expando y empiezo a consumirlo y rápidamente una poderosa tormenta evapora mi esencia, el fuego se apaga, fruto de las armas de Indra.

¿Me ayudarán? Si lo hacen estaré eternamente agradecido y me volveré su sirviente…

No teman por las criaturas de este bosque ya que todas han sido manchadas por el pecado de los deseos materiales y la ignorancia. De hecho, les estarían haciendo un favor a ellas también, ya que yo, el dios del fuego, consumirá sus pecados y así se les concedería una nueva oportunidad en otra encarnación.

El dios Agni consume el bosque de Kandava

Después de considerarlo Krishna y Arjuna deciden ayudar a Agni con la condición de proveer el armamento necesario, después de todo se habrían de enfrentar al dios Indra, rey de los dioses.

Una vez que Agni provee las armas necesarias a Arjuna, Krishna le indica que puede empezar a consumir el bosque de Kandava.

En el momento que Agni empieza a devorar con asombrosas lenguas de fuego el bosque, Indra de inmediato envió una poderosa tormenta.

Sin embargo, Krishna y Arjuna combaten la tormenta de Indra y al mismo Indra. Con Krishna liderando el carro de pelea de Arjuna este era imbatible.

No importaba el arma con la que Indra lo atacara, Arjuna era capaz de eludirla y de cubrir al dios del Fuego, el cual cada vez se expandía con más ferocidad a los alrededores del bosque de Kandava.

Después de un largo combate entre Arjuna, Indra y otros dioses aliados de Indra, este tuvo que aceptar su derrota.

A pesar de haber perdido, Indra estaba orgulloso, pues Arjuna era su hijo y Krishna era una encarnación del Absoluto. Indra acudió en persona a Arjuna y Krishna y se postró ante ellos para después marcharse a Amaravati, dejando así que Agni consumiera el resto del Bosque.

Simbología de Agni consumiendo el bosque con ayuda de Krishna y Arjuna.

En realidad esta historia está simbolizando al dios del fuego como aquel fuego que incinera el bosque de los deseos.

No importa con cuánto fervor ardan nuestras tendencias espirituales, si estas no son auxiliadas por el discernimiento (Arjuna) y la voluntad divina (Krishna).

Indra simboliza el genuino apego que el discernimiento puede desarrollar por las cualidades y deseos menores provenientes del ego. Pero cuando este apego es subyugado por la inteligencia divina que surge en la meditación, este se rinde ante la conciencia divina.